Skip to main content
Hoy es un día muy importante para nuestra familia porque celebramos varios eventos.
Celebramos la llegada del invierno, la noche más larga y el día más corto del año, la tierra descansa y a partir de ahora irá recibiendo de a poquito más horas de luz.

Son días de mucho movimiento, de producir, de sembrar, de generar y sobre todo de agradecer a la Madre Tierra que nos permite seguir produciendo y cosechando alimento. ¡Eso nos emociona enormemente, en medio de tanto caos climático somos muy afortunados!

Esta noche vamos a prender un farolito y si podemos un lindo fogón, para recordarnos y dar gracias a nuestra luz interna que siempre va a estar encendida y nos va a acompañar durante toda nuestra vida.